BIENVENIDO

 
 
  • Tito AstudilloSarmiento

Violencia: entre el cinismo y la indignación…

Alguien dijo alguna vez que: el cinismo es la expresión de la brutalidad en estado puro; y, en una sociedad y tiempo, a la cual Galeano retrata de cuerpo entero: “quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen”, ¿habremos llegado al límite de la brutalidad que deviene en una paranoia colectiva “legitimada” desde las cámaras de eco de redes que amplifican la violencia como modo de expresión de esa indignación?


Recuerdo del Coloquio de los Perros, esa confesión de Cipión a su amigo Berganza: “que como el hacer mal viene de natural cosecha, fácilmente se aprende el hacerlo”, pues al colocar la acumulación como eje de articulación del contrato social, nos entregamos a la gula de un sistema caótico que fomenta la marginación y exclusión; pero somos más que eso, mucho más, somos el pasado acumulado, el resultado del tiempo que en que hemos cocido a fuego nuestra sociedad, somos el fruto de la evolución manifiesta y tangible del pensamiento en toda su extensión y diversidad, somos un pueblo con la capacidad de indignarse, ponerse en pie, decir basta, corregir el rumbo y recorrerlo…


Pero ¿es la indignación, ese sentimiento intenso de enfado, malestar, desazón o disgusto la puerta para prender fuego, desde las redes, y convocarnos a un estado de violencia contenida, lista para estallar ajusticiar, linchar, sacrificar, destruir, demoler o devastar todo y a todos cuantos no sean consonantes con nuestras o vuestras ideas?, o ¿es la indignación el combustible para, como señala Monedero, enarbolar una “acción colectiva que asuma como eje de su reflexión-transformación-, una clara noción de lo que quiere conservar, lo que quiere desterrar y lo que necesita construir”?


¿Somos el cinismo de repudiar la violencia convocándola?, o ¿la indignación de asumir con enfado, mesura y razón, volviendo sobre Monedero, “la utopía como motor que impulse la transformación social?


“Una mula puede ir hasta La Meca, pero eso no la hace peregrina”, dice Chopra, de igual manera la gula del consumismo puede retomar las rieles de la carreta de la historia, pero eso no la convierte en nuevo orden, sino en caldo de cultivo de una nueva y mucho más profunda, cuanto urgente, transformación…

 

CONTACTO

tito 5.jpg
 

Seguir

©2018 by Tito AstudilloSarmiento. Proudly created with Wix.com