BIENVENIDO

 
 
  • Tito AstudilloSarmiento

redes…

Sábado 24 de noviembre de 2018, son las 11:55, la página web de Internet Live Stats (www.internetlivestats.com) da cuenta de 4,079 millones de usuarios de internet conectados alrededor del mundo; ellos navegan justo ahora en cerca de 1,933millones de sitios web; con un tráfico que ha provocado más de 132,496 millones de correos electrónicos, acumulados en lo que va del día…


En lo que va, de este típico sábado por la mañana, se han realizado 3,549 millones de búsquedas en google; subido 40 millones de fotos en instagram; faceboock registra 2,364 millones de usuarios activos, mientras twitter da cuenta de 341 millones más…


El tráfico acumulado de internet hoy supera los 3,013 millones de GB, que demandan un consumo de 2,045,017 MWh de energía eléctrica, provocando una emisión de 1,728,745 toneladas de CO2…

Probablemente Ud. accede a esta columna desde su PC conectado en línea a la página web del Diario, o la recibe a través de twitter, faceboock, whatsapp o un correo electrónico, mientras escucha música en su cuenta de spotify, yo lo escribo escuchando la interpretación de la notte etterna de Emma Shapplin (se la recomiendo) …


Whatsapp, messenger, telegram, skipe: de las reuniones y encuentros a las video conferencias, del no tengo minutos al no tengo megas, de la interacción a la ciberacción, la internet y las redes sociales juegan a suerte de esa matrix que, los hermanos Wachowski, nos proponían como plataforma de desarrollo del mundo, allá por 1999.


La internet y las redes sociales emergen como plataforma de relaciones, en ellas proliferan nuevas comunidades que desarrollan culturas con sus propios códigos, pero presa de los algoritmos que programan cada plataforma, se circunscriben dentro de cámaras de uniformidad: ideológica, de hábitos, expectativas y estándares de consumo; uniformidad y homogeneidad que ahoga la base fundamental de nuestra propia evolución y riqueza: la heterogeneidad y la diversidad.


Los algoritmos son fórmulas que pretenden la construcción de estándares que faciliten la reproducción ampliada de la cultura del consumismo, provocan uniformidad en comunidades a las que se induce un consumo y dirección determinado, los algoritmos configuran la plataforma del bigdata que controla, programa y proyecta la definición de estándar al que acogemos ciegamente como calidad de vida.


La internet y las redes sociales no son un problema sobre sí mismas, todo lo contrario, son una herramienta potente para la construcción de una sociedad diferente, pero lo son tanto y en cuanto, seamos nosotros, los usuarios, más allá del algoritmo, quienes configuremos los tráficos de información e interacción…

 

CONTACTO

tito 5.jpg
 

Seguir

©2018 by Tito AstudilloSarmiento. Proudly created with Wix.com