BIENVENIDO

 
 
  • Tito AstudilloSarmiento

Información y poder

Un paradigma, en tanto modelo o arquetipo constituye un prisma desde el cual miramos, interpretamos y entendemos las situaciones cotidianas que nos rodean; así. Los paradigmas constituyen una plataforma de interpretación sobre la cual diseñamos también nuestras respuestas y condicionamientos y, finalmente nuestros objetivos, metas, conquistas y realizaciones.

Cuando el paradigma es: la información es poder y quienes la tienen son entendidos como los más poderosos, entonces el liderazgo degenera en manipulación, los equipos o colectivos no desarrollan confiabilidad entre sus miembros, no se alcanzan sociabilidad ni solidaridad, los objetivos son dispersos e inclusive mutuamente excluyentes y, por tanto la cosecha es el conflicto como forma de relación.


El paradigma ver (el paradigma); hacer (la respuesta) y lograr (los resultados) constituye un modelo caótico por excelencia; pues, pequeñas variaciones en la información de entrada (insumos), puede provocar grandes cambios en la información de salida (resultado).

Si replanteamos el paradigma: información es poder, pero el poder aumenta, a medida que más gente es incluida en los procesos de pensamiento, el liderazgo se transforma en una relación horizontal e incluyente desde la cual, como sostienen Blanchard, Randolph y Grazier: “el intercambio de información es el proceso de comunicación entre personas que comparten objetivos comunes”.


Objetivos comunes, solidaridad, sociabilidad y confianza, un liderazgo basado en el desarrollo de nuevas sinergias sociales, un liderazgo que, más que tolerar las divergencias, las entiende, fomenta, integra y potencia, un liderazgo que mira el disenso más allá del conflicto, como el espacio de diálogo, deliberación y debate de ideas, intereses y posiciones legítimas aunque antagónicas, que no las descarta ni excluye, un liderazgo plural donde quepan y quepamos todos…

Nuestras sociedades modernas, requieren de un liderazgo renovado sobre una cultura horizontal de relaciones que distribuye la información, la comparte y fomenta su tránsito abierto, con el objetivo de promocionar nuevos escenarios de diálogos dinámicos que retroalimentan y enriquecen los procesos y procedimientos, transformando los paradigmas arcaicos en plataformas dinámicas de evolución continua.


Entender las organizaciones y los colectivos como escenarios dinámicos demanda desarrollar tanto la solidaridad, entendida como la capacidad de comprometernos con objetivos ajenos; así como la sociabilidad para fomentar nuevos diálogos empáticos que cimienten una cultura de cooperación y beneficio mutuo calificando, integrando y consolidándose sobre la diversidad que es fuente de sinergia y fortaleza social.

 

CONTACTO

tito 5.jpg
 

Seguir

©2018 by Tito AstudilloSarmiento. Proudly created with Wix.com