BIENVENIDO

 
 
  • Tito AstudilloSarmiento

El tiempo teje

El calendario Gregoriano, instaurado por el papa Gregorio XIII hacia 1582, establece el primero de enero como día de inicio del año, esa simbólica barrera que separa cada 31 de diciembre del primero de enero, nos convoca para, entre propósitos y promesas; retarnos a caminar nuevas ilusiones y metas.


El 2020 fue un año duro, la pandemia de la Covid-19, con más de ochenta millones de contagios y dos millones de muertes en todo el mundo, cambió nuestra plataforma de relación e interacción; provocando también una profunda crisis económica de escala global.


El 2021 llega con la promesa de la vacuna, del retorno de una normalidad que, aunque diferente, será tanto más dinámica y nos permitirá volver a reconstruir, no la economía, sino la vida, reunirnos y abrazarnos, el año nuevo nos convoca una vez más, pero esta vez con un sabor más profundo y renovador.


Quiero compartir el poema el Telar del Tiempo, de Corina Bruni: “El tiempo teje, y no cesa un instante de tejer, con los recuerdos de ayer o el valor de una promesa. Ahora ha desenrollado su ovillo de lana verde, para tejer lentamente- las emociones del año. Y escogerá sentimientos armoniosos o contrarios, con que adornará muestrarios para lanzar a los vientos” porque el tiempo teje y no cesa un instante de tejer y en cada puntada traza la línea en que caminamos la vida y construimos los sueños e ilusiones que nos motivan a emprender en cada jornada una aventura.


El tiempo teje y no cesa un instante de tejer y en su caminar constante dibuja los retos que moldean nuestro carácter. El tiempo teje y no cesa un instante de tejer y el baúl de los recuerdos atesora las historias que cantan los pasos que dan cuenta de cuanto somos, de cuanto llegaremos a ser…

34 vistas0 comentarios
 

CONTACTO

tito 5.jpg
 

Seguir

©2018 by Tito AstudilloSarmiento. Proudly created with Wix.com