BIENVENIDO

 
 
  • Tito AstudilloSarmiento

Cristo Mi(s)tico

Decía Joseph Cambell que “todas las religiones son verdad, pero ninguna literalmente”, y es que la religión es el camino que construimos los pueblos, desde nuestras perspectivas, cosmovisiones y culturas, para pretender el retorno al eterno logos del cual descendemos…


Así, el Cristo cósmico que encarna en el Jesús galileo es el Ormuz de los persas, el Siddartha Gautama Buda de la India y Nepal, el Kuan Yi de la cultura tibetana, Osiris de la tradición egipcia, el Amida japonés, Quetzalcóatl de los Aztecas o Pachakutic de los Incas…


La vida del Cristo da cuenta del descenso del logos del universo a la materia, su encarnación constituye un punto de inflexión para la evolución de la conciencia de toda la humanidad, evolución que convoca, en palabras de Besant, “lo más espiritual de la religión, lo más profundo de la filosofía, lo más valioso de la ciencia”.


Entre el Cristo mítico de los milagros y el Cristo Místico de los misterios, perdimos el sentido profundo del simbolismo iniciático del mensaje evolutivo del Cristo que: devuelve la vida cuando inicia al neófito, que debe morir al vicio para renacer en la virtud, cura la lepra, símbolo del ego para liberar la voluntad del ser, devuelve la vista al ciego para que pueda encontrar el camino, cura al sordo para que escuche la voz del verbo…


El Cristo místico nos muestra un camino de evolución, el profundo contenido de los acontecimientos de la Semana Santa, desde la triunfal entrada a Jerusalén, pasando por la expulsión de los mercaderes del templo, la cena en Betania, la maldición de la higuera y el peregrinar entre Herodes y Pilatos, para finalmente llegar al calvario, enfrentar la muerte y derrotarla, deben ser releídos desde una perspectiva mística de la categoría de lo humano que pretende emerger su conciencia en su camino de retorno con su natural divino…

 

CONTACTO

tito 5.jpg
 

Seguir

©2018 by Tito AstudilloSarmiento. Proudly created with Wix.com