BIENVENIDO

 
 
  • Tito AstudilloSarmiento

007 -S

No, no son patrimonio de la izquierda, de ninguna izquierda, ni la protección y cuidado ambiental, ni el uso racional de los recursos naturales; y, no, definitivamente, tampoco es patrimonio de la derecha neoliberal la depredación y uso irracional de esos recursos.


La ética no es patrimonio ideológico de ninguna doctrina; ética de ethos, se traduce como costumbre; y constituye, para el colectivo, el acumulado de códigos, símbolos, usos y demás modos de pensamiento y expresión que lo caracterizan y diferencian.


Así, la dicotomía clásica capital – trabajo tiene su lógica, su dinámica y su ética; su dicción y contradicción; sus enfoques y perspectivas, sobre ella se construyen modelos que se ramifican y bifurcan constantemente.


La ética del capital propone su reproducción ampliada, se fundamenta en la acumulación; provoca desajustes, desequilibrios y contradicciones que procura mantener dentro de límites mínimos de tolerancia; la ética del trabajo procura una distribución más equitativa; a la acumulación antepone la dinámica de los derechos, provocando, o procurando, escenarios más equitativos e incluyentes…


Por otro lado levantar ciber trincheras, cual cámaras de eco, que anulan toda posibilidad de diálogo o reflexión en torno a la gula como ética, la obsolescencia programada o el consumo irracional, que demandan consumidores conectados a la red global no es un producto ideológico patrimonial de ninguna doctrina.


Y si, definitivamente si, hay ética, y siempre ha habido ética en las doctrinas, no así en la función política, donde la doctrina es utilitaria herramienta de retórica demagogia que construye maniqueístas discursos que fomentan ambientes de confrontación social, basadas en el ostracismo, el fanatismo y la ignorancia (de gobernantes y gobernados).


Jamás imaginé la soberbia de un presidente que se resiste a la ayuda (mucha o poca, depende de la lente y el parámetro) para enfrentar una de las catástrofes más grandes de la década.

Pero, por suerte más allá de la política aún existe el arte; y desde allí, un irreverente Jodoroswky nos propone una locura que me atrevo a reproducir y proponer: para equilibrar la tragedia amazónica propongo como acto mundial psicomágico que el siete de septiembre cada ser humano consciente plante un árbol en cualquier sitio que le sea posible (https://twitter.com/alejodorowsky/status/1164944359357333505).


Entre Jair (a quien no le profeso ninguna intersección ideológica) y Jodoroswky, me convoco y me permito convocarles queridos lectores para comprometernos a plantar un árbol por la vida este siete de septiembre y provocar una cadena que reforeste nuestra ilusión y compromiso generacional.

19 vistas
 

CONTACTO

tito 5.jpg
 

Seguir

©2018 by Tito AstudilloSarmiento. Proudly created with Wix.com